28 de Junio de 2017, 05:47:02


Autor Tema: Blackfish, el documental que está poniendo en aprietos a Sea World  (Leído 1935 veces)  Share 

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado Fernanulas

  • Ratón loco
  • *
  • Mensajes: 125
    • Facebook Fernando Rivas
Este post va a ser largo, agradecería que se tomen el tiempo y la paciencia de leerlo completo.

Blackfish es un documental estrenado en el Festival de Cine Sundance el 19 de enero de 2013. Surge a partir del ataque en Sea World Orlando el 24 de febrero de 2010 que la orca Tilikum infligió a su entrenadora, Dawn Brancheau, resultando en la muerte de esta última. La directora del documental, Gabriela Cowperthwaite hizo un investigación acerca de ataques de orcas hacia sus entrenadores encontrando más de 200 reportes relacionados con actitud agresiva por parte de las orcas incluyendo dos muertes provocadas anteriormente por la misma ballena, Tilikum pero si ser la única ocurrida en parques alrededor del mundo. Incluso incluye videos provenientes de shows en vivo capturados por los asistentes en los que estos ataques son evidentes.

Blackfish - Official Trailer (HD) Documentary, Orca


El film comienza con la historia de la captura de Tilikum, que para ese entonces tenía dos años de vida. Junto con él fueron capturados otros dos ballenatos. El cazador recuerda que después que las redes inicialmente lanzadas para cercar al grupo de ballenas fueron recogidas el grupo se mantuvo cerca del barco haciendo una especie de llanto colectivo. De las ballenas que siguieron libres, tres murieron por sofocación por lo cual los cazadores las abrieron y llenaron con piedras para que no se mantuvieran flotando.

Tillikum At Sealand, 1992


Cowperthwaite consulta expertos en el estudio de las orcas y compila testimonios de ex-trabajadores de Sea World entre otros parques acuáticos. Mencionan el estado de orcas en estado salvaje versus las ballenas en cautiverio, arrojando lo siguiente. Las ballenas en estado salvajes son extremadamente sociables, lo cual sólo significa que son muy unidas a su familia, no que les guste interactuar con individuos de otras especies, aunque esto es posible debido a que poseen un gran curiosidad (de ahí que puedan interactuar con humanos y delfines).
También es dicho que las orcas son la única especie aparte de los humanos en tener diferentes sistemas de lenguaje, o sea tienen diferentes lenguas conforme a la región geográfica en la que viven y al grupo de orcas con el que coexisten. En libertad los machos pueden vivir de 60 a 80 años y las hembras de 80 a 100 años.
Ahora, las orcas en cautiverio; debido a que algunas son producto de capturas de diferentes partes del mundo y de diferentes familias, al igual que varias criadas en cautiverio, constantemente se agreden entre ellas, llegando incluso a matar a algunas de sus compañeras de tanque.

SeaWorld Trainers Try To Explain Aggression Between Kalina And Kayla


También se tiene registro de fertilización artificial entre miembros de la misma familia (incesto, caso que no se a encontrado nunca en ballenas en libertad), lo que provoca que algunos de los ballenatos (si sobreviven) vivan con desordenes mentales (nadar panza arriba, mantenerse flotando estáticos en su tanque, conductas agresivas hacia sus compañeras y entrenadores, golpearse constantemente la cabeza contra los taques, etc.).
Los machos en cautiverio muestran la aleta dorsal atrofiada (hacia un lado) debido al limitado espacio que les ofrece su hábitat. Es muy difícil encontrar machos en libertad con esta condición. De igual forma, mientras en libertad las hembras comienzan su edad reproductiva aproximadamente a los 16 años y el vástago se mantiene unido a su madre hasta los 4 años, en cautiverio son forzadas a criar a partir de los 8 años (incluso a los 6 años) y son separadas de sus crías a los dos años.

Kalia "stuck" at Gate #8 - SW responds, Link on Description Thanks SeaWorld


Para volver a Tilikum, varios de sus entrenadores (que ya no laboran en Sea World) charlan sobre su experiencia con la orca, calificándolo como muy cooperativo en cuanto a shows y también sobre su relación con Dawn Brancheau, quien tenía una gran carrera como entrenadora de animales acuáticos dentro de Sea World (16 años). Se lamentan acerca de la información que Sea World dio a la prensa culpando siempre a los entrenadores de los accidentes. En el caso de Brancheau culparon a su 'cola de caballo', argumentando que Tilikum la había confundido con un pescado. Los entrevistados desacreditan eso, puesto que todas las entrenadoras llevan el pelo recogido de ese modo en todos los shows, comentan que les parece inaudito culpar a alguien que no puede defenderse para evitar demandas de grupos activistas.

El efecto "Blackfish": ¿llegará el fin de los parques acuáticos?

Tan rápido Blackfish alcanzó cierta difusión varios grupos de música que tenían agendadas fechas para presentarse en diversos parques de Sea World cancelaron su visita, y varias compañías con las que han tenido convenios desde hace muchos años comenzaron a retirar la publicidad del parque.

Amidst Backlash, British Airways Stays By SeaWorld

La primer muerte provocada por Tilikum se remonta al 21 de febrero de 1991 en Sealand, el parque canadiense que originalmente lo hizo capturar. Testigos afirman que su entrenadora, una nadadora olímpica de 19 años, fue arrastrada hacia el estanque por una de las ballenas y comenzó a lanzarla por el aire y a sumergirla dando como resultado que la joven se ahogara. No mucho tiempo después las tres orcas propiedad de Sealand (Tilikum, Haida II (entonces preñada), y Nootka IV) fueron compradas por Sea World y mandadas al parque en Orlando.
La segunda muerte ocurrió el  6 de julio de 1999. Un joven de 27 años fue encontrado flotando desnudo en el estanque en el que Tilikum se encontraba. Sea World declaró que se trataba de un asistente del día anterior que se coló al parque y se metió él mismo al estanque y murió por hipotermia, pero los resultados forenses sugerían ahogamiento, además que el cuerpo tenía marcas de los dientes de la ballena.



El documental también alumbra información que Sea World guardó por muchos años. Que el esperma de Tilikum ha sido utilizado para engendrar al 60% de la ballenas que actualmente posee Sea World, lo cual resultaría en conducta agresiva en los ballenatos engendrados artificialmente con este esperma; que sus entrenadores no tienen formación mínima en biología marina, ataques y muerte de entrenadores, que sus ballenas deben utilizar bloqueador solar debido a los estadios a cielo abierto, malinformar a los asistentes diciendo que las ballenas sólo pueden vivir de 25 a 35 años, el llamar a gran parte de las orcas 'Shamu' haciendo difícil para los asistentes identificar una ballena de otra, en caso que alguna muriera y la información sigue saliendo a la luz, provocando que la credibilidad en Sea World esté en estos días bastante dañada.

SeaWorld Breeds Another Orca Calf Despite Growing Backlash

Que CNN haya lanzado el documental masivamente ha creado indignación entre los televidentes y una crisis a Sea World en la que nunca se ha visto inmerso. El 11 de diciembre de 2014 se anunció que Jim Atchison, CEO de Sea World dejaba el cargo, sin aclarar si fue sustituido o él renunció. David F. D'Alessandro Será el CEO interino hasta que la junta resuelva quién podrá sustituir a Atchison Nota completa aquí y aquí.

El documental "Blackfish" se encuentra disponible en Netflix, aquí, con audio en español peninsular y a continuación completamente en inglés (sin subtítulos)
Blackfish Find out what really happens at seaworld...


Aunado a esto, en días cercanos se ha informado que una orca salvaje de 18 años posiblemente embarazada, identificada como Rhapsody (J32) fue encontrada muerta en la costa de Georgia Strait, pertenece a una familia de 77 orcas (de la cuál, por cierto fue separado Tilikum) que ha perdido tres miembros en este año. Provocando que su población mengúe en los últimos años, unido a la captura de ballenas, que hasta 1982 era permitida en las proximidades del estado de Chicago. Esta noticia sirvió para exigir a Sea World que pague con creces el daño provocado a esta población de ballenas (no siendo la única, existen poblaciones que siguen permitiendo la captura de las ballenas en Islandia y en Rusia, la mayoría de los realizados en el último año para los parques acuáticos de la cadena china Happy Valley). La iniciativa proviene de la bióloga y experta en mamíferos marinos, Candace Calloway Whiting. Exige que Sea World repare el daño ocasionado a la población de orcas salvajes sabiendo que es muy difícil mantener estable la población actual de esta especie en tan poco tiempo.

Los maltratos no se limitan a las orcas, hay entrevistas con entrenadores de delfines y lobos marinos que confiesan que los días previos a los días festivos (4 de julio, Día de gracias, Día de los veteranos, etc.) dejaban a los delfines sin alimento para que al día siguiente se acercaran sin problemas a los visitantes que asisten a alimentarlos, provocando que los delfines mordieran en los tobillos y muñecas a los entrenadores. Comentan que nadar con delfines les crea estrés y de igual forma se ha descubierto que en los últimos diez años han muerto 46 delfines en tanques de parques marinos. Recuerdan también la poca cultura que tienen los asistentes a estos parques, pues lanzan monedas o joyería a los tanques, siendo estros ingeridos por los animales provocando la muerte de algunos de ellos.




Entre otras cosas se ha arrojado luz a casos específicos de orcas en cautiverio, Lolita por ejemplo es la segunda orca con mayor tiempo en cautiverio (43 años). Fue separada de su familia y llevada junto con un compañero de su misma familia al parque Miami Seaquarium en Florida. Después que su compañero muriera a causa de chocar repetidamente la cabeza contra el tanque de concreto, Lolita se convirtió en la orca más solitaria del mundo y vive en el tanque más pequeño en el que una orca ha sido confinada, su tanque tiene veinte pies de profundidad y 35 pies de ancho, lo cual viola a las leyes existentes en torno a las orcas cautivas. La madre de Lolita (L25) sigue viva en su grupo en libertad, mientras la uncia forma en la que Lolita puede retirarse de su 'trabajo' es muriendo.

A Day in the Life of Lolita, the Performing Orca


Ahora hablo yo; todo esto me deja un cúmulo de sentimientos encontrados, pues amo a los parques de diversiones. Incluso cuando apenas empezaba a recabar información sobre este asunto propuse un hashtag en Twitter y Facebook; #OnlyCoastersAtSeaWorld. Tampoco olvidemos que los parques Busch Gardens son parte de esta compañía, que al igual que SeaWorld ofrecen safari junto con la admisión general. ¿Hasta qué punto un ser vivo deber sufrir soledad, hambre, humillación y ser tratado como inmueble bajo la excusa de ser 'para fines educativos'?, ¿Cuánto se puede aprender de animales dando saltos a petición de un humano que lo entrenó a base de conductismo acción-premio?, ¿Es verdaderamente necesario tener a los animales enfrente de ti para saber todo sobre ellos?, ¿Debemos tocarlos para entender lo que son?, ¿Es una solución que Sea World vacíe sus tanques, no sólo de orcas, sino de todos los animales salvajes que tiene a cargo?, ¿Existe alguien a quien se pueda culpar de los ataques, tomando en cuenta que la mayoría de estos se lleva a cabo por orcas frustradas y condenadas a morir en cautiverio?

Belugas tease our three kids


Más noticias relacionadas con Blackfish
Más noticias relacionadas con Sea World (con enfoque activista)

Para conocer a todas las orcas en cautiverio actualmente (52 en total) visiten http://www.52orcas.com/ conocerán a cada orca físicamente gracias a una ilustración además de encontrar particularidades en su carácter que hace única a cada una de ellas.
Citar
11. Takara

Takara is regarded as one of the most playful and intelligent orcas in captivity, where she excels at energetic and cooperative performances. As a captive born “Baby Shamu,” Takara formed a tight emotional bond with her mother, Kasatka. After 13 years of swimming and learning together, that bond was severed when Takara was taken to another facility. Unlike other adult captive orcas, Takara has maintained her lively and youthful attitude towards trainers and guests, a trait said to have been passed on to all four of her calves. Today Kasatka and Takara swim in separate tanks 1,200 miles apart.
"It feels reductive".

 


Facebook Comments